El viaje

9 visitas obligadas y consejos para conocer Vilnius (Vilna)

18/08/2014 2 comentarios


Vilnius es una ciudad que conozco muy bien ya que he estado en 11 ocasiones diferentes disfrutando de ella y conociéndola a fondo. La capital de Lituania, con 560.000 habitantes, ha sufrido enormes cambios los últimos años gracias a la inversión y ayudas de la Unión Europea. Ha sido Capital Europea de la Cultura en 2009.

Vista panorámica Vilnius

Vista panorámica Vilnius desde la Torre de Televisión

Desde 2005, mi primer viaje, hasta 2010, el último, he visto como ha cambiado mucho y cómo se ha modernizado. Es una ciudad que mezcla el casco histórico con la muralla, iglesias y puertas de la ciudad con modernos rascacielos. La sede del Ayuntamiento de Vilnius está precisamente en uno de esos nuevos edificios.

1. La Catedral, la Torre de Gediminas y la Colina de las Tres Cruces

El centro neurálgico es la plaza de la Catedral. Es una Catedral, que además de ser Patrimonio Mundial de la UNESCO, es diferente a las que estamos acostumbrados a ver en España. La original se construyó en 1387, pero fue reconstruida en 1419 tras ser destruida por un incendio. En el centro de la plaza podemos ver la estatua de Gediminas, que fue un gobernante medieval Gran Ducado de Lituania de 1316 a 1341 y que fundó el Imperio Lituano. Es una de sus figuras históricas más importantes que da nombre también a la Torre y una de las calles principales. Junto a la Catedral está el Palacio de los grandes Duques que lo han remodelado por dentro y se puede visitar en una visita guiada.

Catedral de Vilnius

Catedral de Vilnius

Detrás se puede divisar uno de mis puntos favoritos de la ciudad: la Colina de las Tres Cruces. A través de una pequeña senda que cruza el río Neris se sube la ladera hasta llegar al monumento. Lo más bonito en ese punto son las vistas de Vilnius. Es un lugar de visita obligado para hacer una foto panorámica de la ciudad.

Panorámica de Vilnius desde Colina de las Tres Cruces

Vista panorámica de Vilnius desde la Colina de las Tres Cruces

También se puede ver y subir desde la Plaza a la Torre de Gediminas, la atalaya que queda de un castillo que dominaba la ciudad. Actualmente es un museo y es también un buen punto para ver la ciudad.

Torre de Gediminas en la colina

Torre de Gediminas

Volviendo a la Plaza de la Catedral, allí comienza Gedimino Gatve, una avenida semi-peatonal que es  el principal eje comercial y financiero, ya que podemos encontrar muchas tiendas y centros comerciales (principalmente de ropa) y sucursales bancarias. Hacia el final, a la derecha, llegamos a un bonito parque, bastante grande.

2. Caminando por las calles del centro de Vilnius

Sin duda mi recomendación principal es que caminéis tranquilamente por las calles del centro de Vilnius. Son muy bonitas con muchos rincones, iglesias, tiendas y edificios históricos. Las calles, muchas de ellas empedradas, están llenas de vida y colorido, así que lo mejor es perderte paseando para conocer los rincones ocultos que seguro os sorprenderán.

Caminando por la calle Pilies podéis llegar a otro de los puntos importantes es la Universidad de Vilnius, donde estudian 23.000 universitarios en las 14 facultades que la forman. La torre de su iglesia es también muy reconocible y visible desde todos los puntos de la ciudad.

Palacio Presidencial e Iglesia de la Universidad

Palacio Presidencial e Iglesia de la Universidad

Muy cerca está el Palacio Presidencial, que es la sede oficial de la Presidencia de Lituania y lugar donde se reciben a todos los dirigentes extranjeros y se celebran los días de fiesta nacional. Como veis su arquitectura tiene una cierta similitud a la de la Catedral y es que data del siglo XIV. El blanco y las columnas son signos identificativos de muchos edificios de la ciudad.

De hecho también podéis ver este otro que yo pensaba que era el Ayuntamiento con su plaza… Bueno, no estaba muy desencaminado porque durante muchos años sí que fue el Ayuntamiento, pero actualmente es solo un edificio público con salas y exposiciones llamado Vilniaus Rotušė.

Vilniaus Rotušė

Vilniaus Rotušė, antiguo Ayuntamiento de Vilnius

En verano abren muchas heladerías en todas esas pequeñas calles porque los helados están riquísimos,mientras que en invierno os recomiendo que entréis en alguna de las pequeñas cafeterías para tomados un té, una de las bebidas más populares.

3. Vilnius, la ciudad de las Iglesias

Uno de los principales atractivos de la ciudad son las iglesias. En total en la ciudad hay 65. Todas tienen su atractivo y varían su tamaño desde pequeñas capillas hasta la más grande, la Catedral de Vilnius.

Lituania es un país donde predomina la religión católica, pero puesto que a lo largo de su historia, especialmente la reciente con su integración en la U.R.S.S., han pasado muchas culturas por la zona, la diversidad de sus iglesias es muy alta. Las que más encontraremos son católicas y protestantes, que se diferencian claramente.

Es obligatorio hablar de una de las más pequeñas y a la vez más populares. La iglesia de la Virgen de Nuestra Señora de la Puerta de Aurora es un centro de peregrinación, especialmente de turistas polacos y está sobre el arco de una de las puerta de entrada a la ciudad. Siempre hay mucha gente rezando tanto dentro como fuera.

Virgen de Nuestra Señora de la Puerta de Aurora

Virgen de Nuestra Señora de la Puerta de Aurora

Es también muy bonita y famosa la iglesia de Santa Ana junto al río. Su construcción en ladrillo es bastante diferente a lo habitual, de hecho se utilizaron 35 tipos de ladrillos distintos y data de comienzos del siglo XV, aunque ha sido reconstruida en varias ocasiones.

Iglesia de Santa Ana Vilnius

Iglesia de Santa Ana

Puesto que en España no hay tanta variedad arquitectónica en lo que a iglesias se refiere, a mi las que más me llamaban la atención eran las más coloridas, como la Iglesia Ortodoxa de San Constantino y San Miguel. Hay varias iglesias ortodoxas en Vilnius, una de ellas pegada a la anterior de Santa Ana.

Iglesia Ortodoxa de San Constantino y San Miguel

Iglesia Ortodoxa de San Constantino y San Miguel

4. La nueva Vilnius

En contraposición a la historia y tradición que se ve en gran parte de la ciudad, desde hace unos años la zona norte se está reconstruyendo con modernos e imponentes rascacielos. Precisamente en uno de ellos tiene su sede el Ayuntamiento de Vilnius. Otros son hoteles y edificios de oficinas. Está planificado construir al menos 2 edificios más que demuestran el cambio de la ciudad.

Actividad recomendada: ir a uno de esos rascacielos, el Hotel Reval, ahora Radisson Blu Hotel Lietuva, (allí se alojó en octubre de 2004 la Selección Española de Fútbol que jugó contra Lituania) y subir hasta el Skybar situado en la planta 22. Allí podéis tomaros una cerveza o cóctel (aquí sí que son precios 100% europeos; es decir, caro) y disfrutar de las maravillosas vistas de Vilnius.

Rascacielos Vilnius

Recomendación extra: mejor que por el día, os recomiendo que vayáis por la tarde/noche o justo en el momento del atardecer porque así podréis ver tanto la ciudad de día como de noche iluminada.

5. Vilnius y sus puentes

El río Neris divide a la ciudad en dos partes. A diferencia de otras capitales europeas, la propia ciudad está elevada sobre el nivel del agua, por lo que no hay paseos o rutas en barco ya que no se puede ver mucho.

9 son los puentes puentes unen las dos orillas, siendo algunos más modernos que otros y también de diferente tamaño según la importancia de las calles.

6. Los mercados

Otro de los lugares que me gustaba mucho visitar eran los mercados. En Lituania hay mucha tradición floral y tanto en los mercados de comida como en los puestos callejeros te puedes encontrar impresionantes y coloridas estampas.

Mercado de flores en Vilnius

Además los precios (aunque han subido los últimos años) son más bajos que en España y puedes comprar un bonito ramo de flores por 10 o 15 litas, unos 3€ o 5€.

7. Tiendas de ámbar y lino

Uno de los souvenirs o regalos más habituales para llevarse de Lituania es el ámbar. Esta piedra semipreciosa, la única de origen vegetal, es muy común en la tierra báltica y en Vilnius hay muchas tiendas de ámbar que tiene muy buena calidad a precios muy económicos (aproximadamente 4 veces más bajos que en España). Sin duda es una de las paradas que os recomiendo hacer, una tienda de ámbar. Además del ámbar naranja más popular, también lo hay verde, opaco, de diferentes tonalidades,… Hay collares, pendientes, brazaletes, diademas y casi cualquier complemento que se os pueda ocurrir. Es un regalo muy recurrido y barato.

Tienda de Ámbar en Vilnius

También os encontraréis muchas tiendas de lino que tienen todo tipo de prendas, complementos, adornos,… no solo de ropa, si no también para la casa (manteles, servilletas,…). Al igual que con el ámbar, los precios son muy baratos y la calidad es excelente. Es menos espectacular, pero también os recomiendo pasar por alguna tienda de las decenas que hay en el centro.

8. Dónde comer en Vilnius

Como siempre os cuento cuando hablo de Lituania, la gastronomía de este país es excepcional. Además los precios son relativamente baratos, aunque de nuevo he visto un importante aumento del precio en los últimos años. En 2005 por 12€ (40 litas) comían 3 personas y en 2010 ya tan solo 2.

Hay muchos restaurantes y siempre están dispuestos a sorprendernos con platos típicos lituanos. De hecho hay una cadena de comida tradicional que se llama Čili Kaimas con una calidad muy buena. Hay muchos por toda la ciudad. Mi recomendación es pedir los típicos Cepelinai, su plato nacional, que es patata rellena de carne con salsa de nata agria y bacon, o los Koldunai, un tipo de pasta riquísima rellena. Las sopas del día y la Šaltibarkščiai, sopa fría de remolacha,  siempre están ricas. Tengo que escribir sin duda un artículo sobre la gastronomía lituana.

Cepelinai

Plato de Cepelinai (patata rellena)

Si os gusta la comida italiana, la misma cadena tiene Čili Pica (Pizza) también repartidos por toda Vilna. Las pizzas están muy ricas y la lasaña espectacular.

Pizza en Cili Pica

No obstante, hay muchísimos restaurante pequeños que están abiertos casi todo el día y siempre tienen unos Cepelinai listos para ser degustados. De hecho una de las cosas que me sorprendió es que casi todos los restaurante, tiendas y bancos abren todos los días, incluido los domingos. Para los turistas es una ventaja porque así puedes hacer cualquier tipo de compra todos los días de la semana. Se reduce algo el horario de apertura, pero abren tanto por la mañana como por la tarde (por lo menos en todo el centro de la ciudad).

9. Trolebús: la mejor forma de moverte en Vilnius

El sistema público de transportes de Vilnius se basa en los trolebuses. Son autobuses híbridos que se conectan a la red de cables eléctricos de la ciudad y recorren todo el centro. Sí que he notado un cambio importante entre los viejos modelos que había en 2005 y los más modernos de 2010. Él único problema, que igual os lo estáis preguntando, es cuando se sueltan de la guía, que tienen que parar y volver a engancharse provocando algo de atasco. Normalmente no tardan más que un minuto (lo mismo que un semáforo).

Río Neris y Trolebuses

Trolebuses en Vilna

Para el resto de puntos de la ciudad, lo mejor es moverse en autobús. El precio de ambos transportes públicos se ha incrementado considerablemente y un ticket ahora cuesta 3,5 litas (1€), aunque tiene una duración de 30 minutos por si tienes que hacer transbordo.

Una tercera opción eran las pequeñas furgonetas para 10 o 12 ocupantes que recorren la ciudad y que puedes parar tanto para subir como para bajar en cualquier momento. El precio era más caro, 5 litas, pero tenían la ventaja de que va más rápido y, dentro de su ruta, podías hacer que pare exactamente donde tú quieres. Actualmente se ha suprimido este servicio.

El único problema que veo a los transportes públicos es que hay demasiadas líneas (casi 120 entre trolebuses y autobuses) y es muy complicado saber cuál tienes que coger a menos que seas de allí. En las paradas no hay mapas y solo unos rodillos que te indican los nombres de las paradas y el horario. No ayuda nada a los turistas. Deberían mejorar este sistema.

El precio de los taxis es más elevado y recomiendo preguntar por el precio del transporte antes de subiros al taxi.

Ya conocéis gran parte de Vilna

Si habéis conseguido llegar hasta aquí y además visitar todos esos puntos os puedo asegurar que ya conocéis la mayor parte de la capital de Lituania. ¿Se me ha pasado algo? ¿Debería añadir algún sitio más? ¿Alguna recomendación extra?

Galería de imágenes de Vilnius


Mapa



Sobre el autor

Alfonso Eguino
Soy emprendedor, Ing. Tec. Informático y dirijo varios proyectos en Internet. Me encanta volar desde que a los 16 años me subí por primera vez a un avión. Desde entonces no he parado de viajar siempre que he podido. Una de mis pasiones son los aviones y creo que hasta podría vivir en un aeropuerto. He volado más de 220.000 kilómetros, que es lo mismo que dar algo más de 5 vueltas alrededor del mundo. Siempre pensando en el próximo viaje.



Comparte el viaje



Artículos relacionados


Comentarios

Comentarios de este artículo.
  1. Manuel 26/06/2017 Reply

    Muy clara tu guía.
    ¡ GRACIAS !
    Quisiera contactar con personal médico de Vilnius . Estoy haciendo un estudio sobre relación humana. Además de en los hospitales, dónde podría contactar con personal médico.
    Agradecido, de nuevo.

    • Hola Manuel. Gracias por el comentario. Me temo que en ese tema médico no podemos ayudarte. Un saludo

Escribe un comentario