El viaje

Puente Vizcaya o Puente Colgante de Portugalete



Hay veces que no hace falta viajar muy lejos para vivir experiencias que te sorprenden. Eso nos pasó en nuestra última escapada a las fiestas de Aste Nagusia en Bilbao. Además de disfrutar de los fuegos artificiales desde un barco en la ría del Nervión, fuimos hasta la desembocadura para subir a la pasarela del Puente Vizcaya o Puente Colgante.

Puente Vizcaya o Puente Colgante

Recuerdo que de muy pequeño había ido con mis padres y también pasamos por delante el año pasado en la ruta turística del SmileBus de ALSA en Turistopía. En esta ocasión cogimos el metro desde el centro de Bilbao (1,70€ el trayecto) hasta la parada de Las Arenas. Habitualmente la gente va hasta Portugalete, pero desde la estación hasta el puente hay cuestas grandes, aunque ahora tienen rampas mecánicas, mientras que la parada de Las Arenas (al otro lado de la ría) está más cerca y el trayecto es llano.

Puente Colgante desde Getxo

La verdad es que es impresionante que este ingenio español lleve abierto desde 1893, siendo el primero en su tipología de todo el  mundo y une las dos dos orillas de Portugalete y Getxo. La pasarela fue destruida durante la Guerra Civil, pero desde 1941 vuelve a estar abierto. Es su reconstrucción se mejoraron los cables de sujeción y las vigas.

No os voy a “aburrir” con datos históricos, aunque son muy interesante, por eso os invito que visitéis la página oficial del Puente Vizcaya en la que encontraréis mucha información relevante sobre su historia, rehabilitación, etc. Vale la pena echarle un vistazo.

Torre del Puente Vizcaya

Según llegas al Puente, impresiona ver las dos enormes torres de hierro de 61 metros de alto (que a mi me recordaron a las torres de las minas asturianas), pero es más llamativo la peculiar barquilla colgante que transporta a personas y vehículos entre las dos orillas, de Getxo a Portugalete. El precio del viaje es de 0,35€ para los peatones, 0,60€ para bicis, 0,70€ para motos y 1,35€ para los coches. Este servicio es ininterrumpido las 24 horas del día con una frecuencia de 8 minutos. El viaje dura 90 segundos.

Barquilla rumbo a Portugalete

Lo que recomiendo hacer sin ninguna duda es subir a la pasarela; es decir, caminar por el puente de una torre a otra a unos 50  metros de altura sobre la ría. El precio de la entrada es de 7€ con varios descuentos para estudiantes, pensionistas, etc. Por 2€ más hay una audioguía, pero nosotros no la cogimos ya que a lo largo de toda la pasarela hay diversas placas y puntos de información.

Un detalle muy importante que no suelen informar es que al comprar la entrada de la pasarela está incluido utilizar la barquilla todo el día las veces que quieras.

Pasarela del Puente Vizcaya

El ascensor para subir a la pasarela impresiona porque es completamente transparente y se puede ver todo. Una vez arriba, la pasarela de 164 metros tiene rejas a los lados, pero permite disfrutar perfectamente de las impresionantes vistas que hay.

Como os comentaba, cada pocos metros hay una placa con información de la historia del Puente Colgante, de la estructura, de los edificios que se ven,… Están muy bien y vale la pena pararse para a leerlas.

Eguino y Vanina en el Puente Vizcaya

Las vistas son espectaculares, cubriendo muchos kilómetros hacia todos lados. Es muy bonito ver Portugalete desde tan arriba y también los enormes diques al fondo, que forman la entrada del puerto.

Además constantemente están pasando pequeños barcos por debajo del puente, aunque no tuvimos la suerte de que pasase uno de los más grandes.

Portugalete desde Puente Vizcaya

Portugalete desde Puente Vizcaya

Cruzamos la pasarela, bueno, yo 2 veces para hacer más fotos y deleitarme con las vistas, bajamos por el ascensor del otro lado, el de Portugalete, y dimos un paseo por la ribera de la ría del Nervión para recuperar fuerzas con unos pintxos y zuritos.

A la vuelta hacia Las Arenas utilizamos la barquilla para pasar al otro lado (hay que entrar por la tienda mostrando el ticket de la pasarela) y volver a Bilbao en metro.

Torre del Puente en Getxo

La experiencia

Como os compartía al comienzo, subir al Puente Vizcaya ha sido una pequeña sorpresa inesperada. No es tan espectacular como la Torre Eiffel o los rascacielos de Shanghái, pero en mi opinión vale la pena en un día despejado pasarse un rato paseando por la pasarela y disfrutar de las vistas, la historia y de la impresionante obra de ingeniería que es.

Galería de fotos

Os dejamos más fotografías que hicimos desde la pasarela del Puente Colgande o Puente de Vizcaya:


Mapa



Sobre el autor

Alfonso Eguino
Soy emprendedor, Ing. Tec. Informático y dirijo varios proyectos en Internet. Me encanta volar desde que a los 16 años me subí por primera vez a un avión. Desde entonces no he parado de viajar siempre que he podido. Una de mis pasiones son los aviones y creo que hasta podría vivir en un aeropuerto. He volado más de 215.000 kilómetros, que es lo mismo que dar algo más de 5 vueltas alrededor del mundo. Siempre pensando en el próximo viaje.



Comparte el viaje



Artículos relacionados


Comentarios

Escribe un comentario