El viaje

Bus turístico nocturno en París



Los lectores habituales del blog saben que hay dos cosas que me encanta hacer en las ciudades que ofrecen estas posibilidades: el crucero por el río y el bus turístico nocturno. En anteriores ocasiones compartí el crucero por el Danubio o el bus nocturno en Las Vegas. Estando en París, no podía dejar pasar la oportunidad de dar una vuelta a la Ciudad de la Luz para ver todos los monumentos iluminados.

La compañía que ofrece el servicio es la misma que en otras muchas capitales del mundo, Big Bus. Ofrece rutas de día y de noche, incluso diferentes combinaciones con descuentos. El precio ticket para el paseo nocturno es de 20€. Realizando la compra por Internet sueles tener ofertas, pero para esta modalidad el precio online es el mismo que comprándolo en el propio autobús.

Arco del Triunfo iluminado

Arco del Triunfo

El punto de recogida de los viajeros es el Arco del Triunfo (parada número 8 de su ruta por el día). El viaje comienza a las 21:30 y dura 2 horas, volviendo al mismo punto de salida. Había tantos turistas que se llenaron dos autobuses enteros. A pesar de llegar muy justos de tiempo, pudimos sentarnos donde más me gusta: en la última fila de la parte superior. Como es un autobús descapotado en la segunda planta, estando en esta posición puedes hacer fotos tanto hacia adelante como hacia atrás.

Con la entrada te dan unos auriculares, bastante cómodos ya, no como los cutres de antes, para conectarlos a los puntos que hay en los asientos y te ofrecen la posibilidad de escuchar las indicaciones del trayecto en 8 idiomas diferentes. También tienen un control del volumen.

La ruta nocturna por París

La ruta comienza en el Arco del Triunfo dando una vuelta a la enorme plaza y dirigiéndose hacia Trocadero donde hacen una pequeña parada para que tengas tiempo a escuchar toda la explicación.

Torre Eiffel iluminada de noche en París

De ahí se baja hasta la Torre Eiffel. Se cruza el Sena (despacito para que todos podamos hacer fotos) y se bordean los Campos de Marte para llegar hasta el lado contrario de la famosa torre. Lo tienen pensado para llegar unos minutos antes de las 22h, ya que a las horas en punto por la noche se encienden las miles de bombillas que parpadean en la Torre Eiffel durante 5 minutos. Es un espectáculo muy bonito.

Se da la vuelta en la plaza central de los Campos de Marte para ir hacia la Escuela Militar donde estudió entre otros Napoleón. La ruta continua hacia el Museo de Rodin rodeando el gran edificio de los Inválidos, mientras escuchamos la historia y el porqué de su construcción, como Hospital para Militares, aunque en realidad el rey Luis XIV de Francia quería que no estuviesen en la calle. Al final fue sin duda una oda al propio rey para mostrar su magnificencia. Actualmente es además el lugar donde descansan los restos de Napoleón.

La ruta aquí varía un poco con respecto a la habitual del día ya que cruza de nuevo el Sena y baja por los Campos Eliseos hasta la Plaza de la Concordia, la rodea y pone rumbo a las Galerías Lafayette, del famoso Dodi Al-Fayed. La verdad es que son enormes y bonitas iluminadas por la noche con vivos colores.

Galerias Lafayette

Galerias Lafayette

De ahí se sigue subiendo hasta la zona de los teatros y salas de fiesta, encabezados sin duda por el Moulin Rouge, el cabaret más famoso del mundo en el que pudimos ver la larga cola de personas que estaban esperando para entrar en la función nocturna (los fines de semana hay dos diarias).

Moulin Rouge en Paris

Llegaba ya el turno de pasar por delante del Louvre y su famosa pirámide, que se inauguró en 1989 y fue diseñada y construida por orden y deseo de François Mitterrand. Actualmente se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad, tanto por la controversia por el supuesto número de cristales que la forman (y su posible relación con los Masones) y la controversia que suscita esta moderna construcción frente al estilo original del museo.

Museo del Louvre de noche

Seguimos paralelos al Sena para cruzar hasta la Isla de la Cité donde se encuentra la Catedral de Notre Dame. Nosotros ya habíamos estado esa tarde y había una cola enorme, como de costumbre.

Catedral de Notre Dame de noche

Por la otra orilla del río pasamos por delante del Instituto de Francia, donde se reúnen el grupo de 40 eruditos franceses cuya misión es preservar la lengua francesa frente al inglés y evitar que se usen palabras como “e-mail” Estos franceses…

El Museo d’Orsay es otro de los edificios históricos, pero el más bonito y llamativo de este lado es sin duda el de la Asamblea Francesa, bastante custodiado estos días que visitamos París ya que hubo varias manifestaciones.

Asamblea Nacional

Asamblea Nacional

De nuevo volvimos a la Plaza de la Concordia, punto en el que se pueden ver en una línea recta perfecta el Museo del Louvre, el Obelisco de Luxor, el Arco del Triunfo y el Arco de la Defense (el nuevo arco). Enfilamos después los Champs Elysee para volver a nuestro punto de partida.

Plaza de la Concordia de noche

No sé explicar por qué, pero esta ruta no me gustó tanto como las anteriores y eso que la de Londres es parecida. Obviamente la de Las Vegas es otra historia que no se puede comparar. No obstante, por supuesto que recomiendo realizar esta ruta en el bus turístico nocturno porque, además de toda la información que dan, es una magnifica opción de ver todos los puntos más importantes de París iluminados. Si tenéis la oportunidad, no lo dudéis!!!

Campos Eliseos

Galería de fotos

Durante la ruta en el autobús turístico nocturno pudimos hacer más foto que compartimos con todos vosotros a continuación:

Fuente de los Mares - Plaza de la Concordia

Fuente de los Mares – Plaza de la Concordia

Iglesia de la Madeleine

Iglesia de la Madeleine


Mapa



Sobre el autor

Alfonso Eguino

Soy emprendedor, Ing. Tec. Informático y dirijo varios proyectos en Internet. Me encanta volar desde que a los 16 años me subí por primera vez a un avión. Desde entonces no he parado de viajar siempre que he podido. Una de mis pasiones son los aviones y creo que hasta podría vivir en un aeropuerto. He volado más de 220.000 kilómetros, que es lo mismo que dar algo más de 5 vueltas alrededor del mundo. Siempre pensando en el próximo viaje.




Comparte el viaje



Artículos relacionados


Comentarios

Escribe un comentario