El viaje

Dónde comer en Edimburgo



Edimburgo ha sido una ciudad que nos ha encantado por muchas razones (que contaremos en otro momento) y, aunque estuvimos solo un fin de semana, pudimos disfrutar de la gastronomía local variada. En este artículo compartimos una tetería donde desayunar, un restaurante donde comer o cenar y un lugar donde saborear los bocadillos o sandwich más típicos de Edimburgo.

Información: Al final del artículo incluimos las direcciones, enlaces y precios a fecha de publicación del artículo.

English breakfast en Clarinda’s Tea Room

En nuestro camino al Palacio de Holyroodhouse encontramos este pequeño salón de té que ofrecía tradicionales English Breakfast. Cabe destacar que a diferencia de otros establecimientos, en Clarinda’s Tea Room se puede desayunar hasta las 11:00, y aunque nosotros fuimos más tarde no nos pusieron ningún problema . De hecho llegamos a esta tetería porque en otros lugares ya no daban desayunos. ¡Y qué gran descubrimiento!

Está regentado por 2 jóvenes escocesas encantadoras que tienen cuidado hasta el último detalle. Como se puede ver en las fotos su diseño es completamente tradicional con muchísimos cuadros y platos colgados en las paredes. El papel de las paredes, los muebles y hasta los manteles te trasladan a la época en la que se empezó a celebrar la ceremonia del té en Reino Unido. Nada más entrar también nos llamó la atención una cuidada mesa con diferentes tipos de panes, bizcochos, galletas,… pero nos resistimos a probarlos porque sabíamos que queríamos disfrutar de un auténtico English Breakfast.

Full Scottish Breakfast

Puesto que estábamos en Escocia en realidad pedimos un Full Scottish Breakfast que tenía huevo, las famosas beans, panceta, tomate frito, salchicha, oatcake (torta de avena), haggis (un tipo de morcilla con asaduras de cordero y oveja, cebolla, harina de avena y especias) y una tostada. Os puedo asegurar que estaba todo riquísimo. El precio del desayuno es de £8 (unos 9,50€) a lo que habría que sumar el precio del té.

Asado de cerdo escocés en Oink

Si solo queréis hacer una parada rápida para comer y seguir disfrutando de Edimburgo, os recomiendo ir a Oink donde podréis degustar los típicos bocadillos de carne de cerdo asado que están muy sabrosos. Cuenta con 3 establecimientos en la ciudad. Nosotros fuimos al que está ubicado en Victoria Street, que es además una calle pintoresca con casas de muchos colores.

Oink en Victoria Street en Edimburgo

Como reza su claim «delicious scottish hog roasts«, todo el mundo va a comer el asado de cerdo escocés. Lo más habitual suele ser comerlo en bocadillo (que tiene tres tamaños diferentes de 80 gr., 160 gr. o 250 gr. de carne), aunque también se puede pedir en una cajita de cartón para comerlo solo. Un enorme cartel en la pared informa de las opciones. Y solo hay cerdo, nada más, en bocadillo o solo. ¿Pero para qué quieres más cuando el asado de cerdo escocés está para chuparse los dedos? Si es que hasta el pan, tipo hamburguesa pero más jugoso, está buenísimo.

Como se suele decir, el secreto está en la salsa, pues el último paso antes de finalizar el pedido es elegir una de las 5 salsas que ofrecen (todas son caseras): manzana, mayonesa de mostaza, barbacoa, queso y chile y jamón y chile (las dos últimas son picantes). Nosotros nos decantamos por uno de mostaza y uno de barbacoa.

Los precios varían entre las £3,95 y £6,80 (entre 4,75€ y 8,15€), a lo que hay que añadir la bebida. A medio día suelen tener un tipo de menú que por £7 (8,40€) incluye un sandwich, bebida y patatitas.

Atención: los precios que salen en las fotos no son los actuales. Los correctos son los que están escritos en el artículo.

Restaurante Howies

Llegamos a Howies gracias a la recomendación de nuestra amiga escocesa Claire. Este restaurante escocés familiar ha crecido desde que se fundó hace 25 años y ya cuenta con 3 establecimientos en Edimburgo. Nosotros fuimos a comer en el que está en la calle Waterloo, justo debajo de Carlton Hill.

Ofrece una amplia carta de platos tradicionales pero con una presentación muy moderna. Todos los productos son escoceses, incluyendo carnes, pescados y verduras. A medio día se puede comer un menú de 2 platos por £12.75 (15,30€) o de 3 platos por £15.75 (19€). También ofrecen un menú de cena por £15.75.

Howies en Waterloo Street Edimburgo

En las fotos podéis ver la carta y todas las opciones que ofrecen. Nosotros elegimos el menú y varios platos distintos para probar. Calamares frescos escoceses, Haggis, neeps & tatties (morcilla escocesa con puré de patatas (tatties) y otro de nabo (neeps)), salmón salteado frito y ese día en la Casserole of the day tenían venado. Es una pena que las fotos no puedan transmitir demasiado, pero os podemos asegurar que estaba todo muy rico, especialmente el haggis y el venado.

 

Los platos no son excesivamente grandes pero para completar está el postre. Elegimos el Howies famous banoffee pie, un típico pastel inglés hecho de plátanos, crema y tofe con base de galleta. Sin palabras…

Howies famous banoffee pie

Howies es una muy buena opción aunque tiene un precio un poco más caro que otras opciones semejantes, pero también tiene valor el propio restaurante, la decoración, la atención.

 

 


Tetería: Clarinda’s Tea Room

  • Dirección: Canongate, 69
  • Precio por persona: 10€
  • Recomendable por: desayuno y té
  • Valoración: muy bueno

Asador: Oink

  • Dirección: 3 ubicaciones (Victoria Street, Canongate y Hanover Street)
  • Página web: https://www.oinkhogroast.co.uk
  • Solo bocadillos/sandwich o caja de cerdo asado
  • Precio por persona: de 5€ a 8,5€
  • Valoración: rápido y muy rico

Restaurante: Howies

  • Dirección: 3 ubicaciones
  • Página web: https://www.howies.uk.com
  • Precio por persona: de 15€ a 19 €.
  • Recomendable por: comida tradicional escocesa
  • Valoración: Excelente

 

 


Mapa



Sobre el autor

Alfonso Eguino
Soy emprendedor, Ing. Tec. Informático y dirijo varios proyectos en Internet. Me encanta volar desde que a los 16 años me subí por primera vez a un avión. Desde entonces no he parado de viajar siempre que he podido. Una de mis pasiones son los aviones y creo que hasta podría vivir en un aeropuerto. He volado más de 235.000 kilómetros, que es lo mismo que dar algo más de 6 vueltas alrededor del mundo. Siempre pensando en el próximo viaje.



Comparte el viaje



Artículos relacionados


Comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.