El viaje

Fremont Street Experience en Las Vegas



Cuando fui a Las Vegas en enero de 2014 no tuve tiempo para preparar el viaje, ya que en realidad asistía al CES (Consumer Electronics Show), la mayor feria de electrónica y tecnología del mundo. Era un viaje de trabajo. Por tanto, visitar Fremont Street Experience no estaba en mis planes.

Fremont Casino Las Vegas

Una de las cosas que me gusta hacer en las ciudades a las que viajo, si es posible, es disfrutar de una ruta en el bus turístico nocturno. Así que a última hora de la tarde me fui hasta el Hotel Circus Circus, al norte del Strip. Era el punto de partida de la ruta que iba hacia el sur por Las Vegas Boulevard hasta la famosa señal de bienvenida a la ciudad y volvía hasta el punto de salida siguiendo mucho más al norte donde comenzó el asentamiento original de Las Vegas, hace ya más de un siglo. Allí todo es muy diferente: los edificios más bajos, más antiguos, menos lujo,… el auténtico Las Vegas.

Fremont Street Experience

Fremont Street Experience (web oficial con toda la información), también llamado Downtown Las Vegas, es el origen de la ciudad y el juego. Puesto que los grandes hoteles han llevado a la mayoría de los visitantes al Strip, se ha creado en torno a los primeros casinos y hoteles esta “experiencia” para conocer y vivir el auténtico sentido de Las Vegas.

Fremont East District

Sin duda una de las cosas que empieza a llamar más la atención cuando te acercas a Fremont son precisamente las luces de neón e iluminación “vintage” que tienen los hoteles y casinos. Pero en realidad no es “vintage”, es que es el diseño que tienen originalmente desde que abrieron hace 50, 60 o más años y que mantienen.

La ruta en bus pasaba junto a El Cortez Hotel & Casino, el casino más antiguo de Las Vegas que abrió en 1941 y solo cerró desde entonces por un incendio. Se dice que el Golden Nugget es el casino más antiguos de Las Vegas, pero la información que encontré asegura que se construyó en 1946. Este segundo es más famoso precisamente por estar en el centro de Fremont Street Experience, mientras que El Cortez está unas manzanas más hacia el sur y tiene “solo” 364 habiaciones frente a las 2.419 del Golden Nugget.

Cartel de neón del vaquero en Fremont

Justo antes también pudimos ver el mítico letrero (el original) de neón y las figuras iluminadas representativas de la ciudad hasta que ya en 1959 se situó el famoso “Welcome to Fabulous Las Vegas“, diseñado por Betty Willis y Ted Rogich, en el comienzo del Strip.

Siguiendo en ruta en el bus turístico nocturno nos dirigimos más al norte hasta otro punto muy especial de la ciudad, Plaza Hotel & Casino que está justo al comienzo (o final) de Freemont. Ahora quizá ya no tiene la popularidad de hace años desde que se han puesto de moda los hoteles del Strip, pero es uno de los más míticos.

Bóveda Fremont Street Experience

Probablemente el hotel más carismático de Fremont es el Golden Nugget. En muchas guías y revistas dicen que es el mejor de Las Vegas, aunque probablemente la historia aporte más que otras cosas. En el viaje en autobús dejan media hora libre para poder dar un paseo por la zona. La verdad es que es peculiar porque la parada está por la parte de atrás del hotel que es una fachada súper sencilla y no te imaginas lo que vas a encontrar dentro. Tras atravesar el Golden Nugget y ver el enorme acuario de uno de sus restaurantes, llegamos por fin a Fremont Street Experience.

Fremont Street Experience - Las Vegas

Su techo abovedado o bóveda de cañón tiene algo más de 30 metros de altura y 500 metros de largo. A lo largo hay 2 o 3 escenarios (depende de las fechas) con diferentes conciertos y música en directo que normalmente es gratis. En el de cabecera, junto al Hotel Plaza, estaban bailando en el escenario marcando los pasos a mucha gente que los seguía en la calle. El del medio, había un concierto de rock y el del final un grupo de variedades, más bien pop. Están además a la distancia justa para poder escuchar cada tipo de música sin que se solapen. En algunos puntos del paseo hay también artistas callejeros que animan mucho.

Concierto en el escenario de Fremont

Hay muchas barras de los casinos en la propia calle vendiendo todo tipo de cócteles y con todas sus puertas abiertas para entrar directamente a jugar.

La visión es espectacular. Me encantó. Es el auténtico espíritu de Las Vegas, con casinos más pequeños y llenos de gente, una calle llena de luces y música. Los 30  minutos se me pasaron volando. Por descontado que no me dio tiempo a jugar ni un solo dolar.

Lo que más me gustó fue ver todo iluminado, tan auténtico y diferente. Era como estar metido en una película americana de los años 70 u 80 o en la propia película Casino de Robert de Niro y Martin Scorsese.

Después de ver este espectáculo, me quedé con ganas de ir al The Neon Museum, el Museo del Neón,  que está un poco más al norte y es donde se guardan y se muestran al público muchas de las luces de neón originales que tenían los casinos de Las Vegas.

Paradise Buffet en Fremont Hotel & Casino

Puedo asegurar y aseguro que es obligatorio visitar Fremont Street Experience si vais a Las Vegas y os recomiendo que reservéis por lo menos 1 hora para, simplemente pasear y ver todo lo que ofrece. Además podéis aprovechar a ir a cenar a los buffets o restaurantes de la zona, ya que como son menos conocidos que los del Strip, tienen unos precios muy buenos. Visita obligada.

Galería de fotos de Fremont Street Experience

En la siguiente galería de fotos os compartimos más fotos con carteles, luces de neón, hoteles y casinos:

 


Mapa



Sobre el autor

Alfonso Eguino
Soy emprendedor, Ing. Tec. Informático y dirijo varios proyectos en Internet. Me encanta volar desde que a los 16 años me subí por primera vez a un avión. Desde entonces no he parado de viajar siempre que he podido. Una de mis pasiones son los aviones y creo que hasta podría vivir en un aeropuerto. He volado más de 215.000 kilómetros, que es lo mismo que dar algo más de 5 vueltas alrededor del mundo. Siempre pensando en el próximo viaje.



Comparte el viaje



Artículos relacionados


Comentarios

Escribe un comentario