El viaje

Exhibición aérea en la Fundación Infante de Orleans (FIO)



Una de mis aficiones confesables es el spotting, hacer fotos de aviones, y pertenezco a la Asociación de Spotters AeroAsturias. Una de las primeras actividades de la Asociación fue organizar un viaje a Madrid para ir al Aeropuerto de Barajas y a visitar la Fundación Infante de Orleans (FIO).

Colección de aviones de la Fundación Infante de Orleans

No sabía muy bien qué era la FIO y tampoco había buscado mucha información al respecto y por eso probablemente la sorpresa fue tan positiva al llegar. La Fundación Infante de Orleans es una entidad que aboga por la preservación de la historia y de los aviones que han tenido un papel muy importante en el desarrollo de la aeronáutica española.

La Fundación está ubicada junto al Aeródromo de Cuatro Vientos y cuenta con una colección de 43 aviones que habitualmente están, a modo de museo, en uno de los hangares. Pero nosotros tuvimos la suerte de verlos fuera a pie de pista, ya que los primeros domingos de cada mes hay una exhibición aérea.

De Havilland Canada DHC-1 Chipmunk

De Havilland Canada DHC-1 Chipmunk

Aunque aquí os hablo de algunos de los modelos, los que más me han gustado, os recomiendo visitar la página oficial de la colección completa de la Fundación Infante de Orleans donde cada avión tiene una ficha explicativa.

Programa y horarios de la exhibición aérea

Cada primer domingo de mes, el evento comienza a las 11h y termina a las 14h. La entrada tiene un precio de 6€, pero tanto los niños como los socios acceden de manera gratuita. Primera recomendación: id por lo menos media hora antes ya que, aunque hay capacidad para 2.430 personas, muchas veces se llena el aforo.

  • 11:00 – Comienzo de la exhibición aérea estática.
  • 11:15 – Visita hablada a todos los aviones.
  • 12:30 – Puesta en marcha y rodaje de los aviones.
  • 13:00 – Demostración y exhibición aérea.
  • 14:00  – Fin de la jornada y despedida.

Es además un evento para toda la familia, primero porque hay una parte importante de historia de España, pero sobre todo porque también tienen un taller infantil gratuito para niños de 6 a 12 años.

Bücker Bü 131 Jungmeister ERO (1934)

Bücker Bü 131 Jungmeister ERO (1934)

La Fundación Infante de Orleans, que cuenta con más de 3.000 socios y benefactores, compra y restaura aviones históricos de la II Guerra Mundial, la Guerra Civil Española… siendo el más antiguo el De Havilland DH-60 de 1925, pasando por el mítico Polikarpov I-16 de 1935, más conocido como Rata o Mosca, que tuvo un papel importante por sus prestaciones revolucionarias en la Guerra Civil Española.

Polikarpov I-16 (1935) Rata/Mosca

Polikarpov I-16 (1935) Rata/Mosca

Desde el punto de megafonía se va informando de todo el evento y además se van diciendo datos históricos e interesantes sobre todos los aviones de la exposición, lo que hace muy amena la visita.

Megafonía FIO

La colección

Hablando precisamente de los aviones que más me gustaron, si me tuviera que quedar con uno sería… imposible. Como os decía antes, no es que sea un fan de los aviones históricos, pero viéndolos tan cerca, también tienen su encanto.

El Cessna L-19 Bird Dog es uno de los más llamativos, probablemente por su morro pintado como la boca de un tiburón. En las fotos se pueden apreciar bien los detalles del interior de la cabina, como la radio y una réplica de los misiles que portaba en su ala izquierda. Un detalle histórico: fue el avión más derribado en la guerra de Vietnam.

Cabina del Cessna L-19 Bird Dog

Cabina del Cessna L-19 Bird Dog

En cuanto a los aviones de pasajeros, tanto el De Havilland 89 – Dragon Rapide (G-AEML) de Iberia como el Beechcraft C-45H (EC-ASJ) de Spantax son dos auténticas joyas. Sería una pasada poder volar en uno de ellos para hacernos una idea de cómo viajaba la gente hace ya 80 años.

De Havilland 89 - Dragon Rapide (G-AEML) Iberia

De Havilland 89 – Dragon Rapide (G-AEML) Iberia

Beechcraft C-45H (EC-ASJ) Spantax

Beechcraft C-45H (EC-ASJ) Spantax

Otro de los llamativos es el Stinson L-5 Sentinel, pero probablemente más por su “Omaha Girl” que por el avión en sí mismo.

Es también una pasada ver de cerca el motor del Boeing Stearman 75 Kaydet, sin duda es una auténtica obra de ingeniería de 1933. Este avión se utilizó también en la lucha contra incendios como se puede ver en la pegatina lateral roja.

Motor y hélice del Boeing Stearman 75 Kaydet

Motor y hélice del Boeing Stearman 75 Kaydet

También me gustó mucho poder ver de cerca esas cabinas abiertas de los aviones con todo el cuadro de mandos y avisos que te decían que no volases a más de 200 km/h o los altímetros tan rudimentarios.

Cuadro de mandos Boeing Stearman 75 Kaydet (1933)

Cuadro de mandos Boeing Stearman 75 Kaydet (1933)

Pero la exhibición aérea…

… se suspendió porque hacía demasiado viento. Más de 30 nudos laterales son vientos muy fuertes para este tipo de aviones. Obviamente en tiempos de guerra despegaban en cualquier situación pero en este caso, por seguridad, decidieron cancelar la exhibición aérea. Así que nos quedamos sin poder ver a estas joyas históricas de la aviación volando.

Si os preguntáis cómo es que por aquel entonces sí que podían despegar la explicación es sencilla: porque lo hacían desde campos de aterrizaje/despegue, no desde pistas. La diferencia es que antes despegaban o aterrizaban sobre la hierba y podían hacerlo en un campo en cualquier dirección (siempre contra el viento), mientras que ahora lo hacen en pistas asfaltadas que tienen una única dirección y dos sentidos, por lo que el viento lateral es un problema importante.

La organización de FIO facilitó a todos los asistentes una nueva entrada para el próximo evento.

En todo momento está abierta la tienda oficial donde puedes comprar todo tipo de recuerdos (parches, pegatinas, camisetas, etc.).

Tienda oficial FIO

Helicópteros

Además de ver estos aviones históricos de la FIO y muchas avionetas privadas, el Aeródromo de Cuatro Vientos es la base de operaciones para los helicópteros de la Policía Nacional y también de Tráfico. Por eso pudimos ver los aterrizajes y despegues de algunos helicópteros de la Policía y nos sobrevoló uno de Tráfico.

Eurocopter EC-135 P2+ (EC-KAQ) Policía Nacional "Ángel 23"

Eurocopter EC-135 P2+ (EC-KAQ) Policía Nacional “Ángel 23”

Además hay también varios Bell Iroquois UH-1B, UH-1D y UH-1H que esperamos reparen en FIO y podamos verlos volar pronto.

Helicópteros Bell Iroquois UH-1B, UH-1D y UH-1H

Helicópteros Bell Iroquois UH-1B, UH-1D y UH-1H

Este aeródromo cuenta también con vuelos de otros helicópteros privados:

Galería de imágenes

Os recomiendo que veáis la galería de imágenes que he creado en Flickr (galería de fotos Fundación Infante de Orleans) porque hay más y en más calidad, pero aquí tenéis unas cuantas fotos más de las que hicimos durante la exhibición aérea en la Fundación Infante de Orleans:


Mapa



Sobre el autor

Alfonso Eguino
Soy emprendedor, Ing. Tec. Informático y dirijo varios proyectos en Internet. Me encanta volar desde que a los 16 años me subí por primera vez a un avión. Desde entonces no he parado de viajar siempre que he podido. Una de mis pasiones son los aviones y creo que hasta podría vivir en un aeropuerto. He volado más de 220.000 kilómetros, que es lo mismo que dar algo más de 5 vueltas alrededor del mundo. Siempre pensando en el próximo viaje.



Comparte el viaje



Artículos relacionados


Comentarios

Escribe un comentario