El viaje

Ruta en bici por París

02/03/2015 1 comentario


Nos encanta recorrer las ciudades en bici y hay muchas que ofrecen un sistema público de alquiler de bicicletas, como París. Ya os contamos hace un tiempo cómo alquilar bicis en París, así que hoy toca contaros la ruta que hicimos a lo largo del día.

Mapa interactivo con la ruta en bicicleta por París

En mapa interactivo podéis ver la ruta completa que hicimos, comenzando en uno de los cientos de puntos de recogida y devolución de bicis. Nos alojábamos a la orilla del Sena, así que nos acercamos hasta allí para comenzar el camino. Os recomendamos leer el artículo de cómo alquilar bicis en París ya que hay pequeños trucos para que os salga más barato.

Pedaleamos por el carril bici y la agradable zona de paseo que hay a lo largo del río pasando por debajo de los puentes. Hay algunos pequeños mini-parques con flora variada, incluso con tumbonas para descansar. Más adelante hay varios restaurantes, así como zonas y casetas de alquiler para que particulares puedan celebrar pequeñas fiestas  o queden a comer con sus amigos. Por la noche es una zona de marcha con pubs y discotecas, incluso una de ellas en un barco.

Vanina en bici junto al Sena en París

Seguimos hasta el final del carril bici, que termina en una ligera cuesta en el Puente Real (Pont Royal). Cruzamos a la otra orilla por el siguiente, el Puente del Carrusel (Pont du Carrousel) que da directamente al Museo del Louvre, entrando por los arcos de un lateral directamente a la plaza de la pirámide. Tras hacer las obligadas fotos, cruzamos al otro lado y nos dirigimos a la Oficina de Información Turística a recoger las entradas del Louvre que habíamos comprado por Internet. Está muy cerca de Les Halles, donde cruzamos por el Jardín Nelson Mandela. Debajo, en el subsuelo, hay una importante zona de conexión de Metro y de RER.

Vanina en bici frente al Museo del Louvre

Actualmente están construyendo un edificio que nos recordó bastante a “La Seta” de Sevilla.

Una cosa importante que todavía no os he comentado en este punto: en París hay ciertas calles que, solo si vas en bicicleta, puedes ir en dirección contraria. Tenéis que fijaros debajo de las señales de dirección prohibida si permite el paso de bicicletas. Es una forma excelente de ahorrar tiempo acortando, pero hay que tener máxima precaución con los coches.

La ruta continuo callejeando por la zona hasta el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou. Las famosas fuentes estaban apagadas, así que no pudimos ver a sus coloridas figuras dando vueltas con el agua, aunque sí que paramos unos minutos a ver artistas callejeros y el impresionante grafiti que hay en el lateral de uno de los edificios de la plaza.

Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París

Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París

Justo después encontramos uno de esos pequeños rincones poco conocidos pero que son un oasis en medio de una gran ciuidad: el Parque de Anne-Frank. Es un patio interior transformado en un bonito parque donde había además muchos niños jugando. Fue un lugar perfecto para parar y comer un bocadillo.

Fuentes del Centro Georges Pompidou

De parque a parque y tiro porque me toca, pusimos rumbo a Place des Vosges otro parque (mucho más grande) que atravesamos en nuestra ruta hacia la Plaza de la Bastilla, uno de los lugares más históricos de París que rememoran la importancia de la revolución francesa. Allí se alzaba la antigua fortaleza de la Bastilla que se destruyó en 1790. En el centro de la plaza se encuentra la Columna de Julio de 46,3 metros de altura.

En la zona sur, hacia el río Sena, nace el Jardín del Puerto del Arsenal, un canal con mucho barcos particulares, zona ajardinada y carril bici. Se pueden encontrar desde pequeñas embarcaciones de recreo hasta otras más grandes a lo largo del canal. Este está conectado por unas compuertas con el río.

Cruzamos el Puente de Austerlitz rumbo al gran Jardín de las Plantas, la zona verde más grande del centro de la ciudad en la que se encuentra el zoológico Ménagerie, el Gran Invernadero, la Galería de la Evolución y el Museo de Historia Natural entre otros. Otro dato importante: en este parque no se puede andar en bici, por lo que tienes que ir caminando y “empujando”. En un día soleado como era, es un lugar muy bonito para pasear.

Jardín de plantas de París

En la esquina suroeste del Jardín de las Plantas está la Gran Mezquita de París. No pudimos entrar a verla porque llevábamos las bicis (aunque sí había un puesto cercano para dejarlas), pero sí echamos un vistazo a la cafetería con sus fuentes y dulces de miel típicos que tenían una pinta extraordinaria. También nos asomamos a la puerta para ver el patio central. En nuestra próxima visita la visitaremos sin duda.

Gran Mezquita

Aquí se complicó ligeramente la ruta ya que el siguiente destino era el Panteón, que está en una zona más elevada, así que tuvimos que subir algunas cuestas, aunque tampoco es que fuese un gran esfuerzo, a pesar de que alguno de los miembros del equipo ya empezaba a quejarse ligeramente. La plaza es impresionante con la iglesia Saint Étienne du Mont y la biblioteca de Santa Genoveva a los lados. El edificio data de 1790 y allí están enterrados grandes ilustres franceses como Victor Hugo, Émile Zola, Alejandro Dumas, Marie Curie, Louis Braille, Jean Monnet,…

Panteón de París - Le Panthéon

Desde allí bajamos junto a la Universidad de la Sorbonne hacia la Isla de la Cité, la auténtica cuna de París, donde fuimos a ver la Catedral de Notre-Dame. Las colas, como os podéis imaginar, eran enormes, así que solo paramos para dar una vuelta alrededor y admirar sus famosas gárgolas.

Nuestro siguiente destino eran las Catacumbas, que teníamos ganas de visitar, pero fue un error ir hasta allí. Primero porque están bastante lejos y, aunque en bici se va rápido, hay que recorrer 3 kilómetros de cuesta, y segundo porque solo quedaba media hora para el cierre (que es a las 17:00). Como además nos encontramos con una larga cola, no pudimos entrar a verlas.

Puente Alexandre XIII

Así que pusimos rumbo de nuevo hacia el Sena, mucho más relajados ya que ahora el trayecto era cuesta abajo. Al llegar a la Explanada de los Inválidos, con el atardecer muy cerca, cruzamos el puente de Alexandre XIII para pasar por delante del Grand Palais y del Petit Palais, actual Museo de Bellas Artes. En el puente nos encontramos a muchas parejas de novios vestidos de boda haciendo las fotos y vídeos de boda.

Gran Palacio - Grand Palais en París

De vuelta hacia el Hôtel des Invalides encontramos en la Rue de l’Université un puesto donde devolvimos las bicicletas.

Así concluyó nuestra ruta de 20 kilómetros en bicicleta de alquiler por París.

 


Mapa



Sobre el autor

Alfonso Eguino
Soy emprendedor, Ing. Tec. Informático y dirijo varios proyectos en Internet. Me encanta volar desde que a los 16 años me subí por primera vez a un avión. Desde entonces no he parado de viajar siempre que he podido. Una de mis pasiones son los aviones y creo que hasta podría vivir en un aeropuerto. He volado más de 220.000 kilómetros, que es lo mismo que dar algo más de 5 vueltas alrededor del mundo. Siempre pensando en el próximo viaje.



Comparte el viaje



Artículos relacionados


Comentarios

Comentarios de este artículo.
  1. bodas asturias 04/05/2015 Reply

    Estoy entusiasmado de encontrar articulos donde ver informacion tan util como esta. Gracias por facilitar este articulo. Saludos

Escribe un comentario